Dios Ayudame

Dios Ayudame

Si decidiste convertirte en un hijo de Dios el día de hoy... Él nunca te dejará. Hebreos 13:5 dice: “Porque Dios ha dicho: ‘Nunca te dejaré; jamás te abandonaré’”.

¡Dios Mío, Ayúdame!

Dios mío ayúdame. Santo de Israel guíame. Guíame en medio de tanta ignorancia, de tanta oscuridad. Hazme resplandecer como un sol. Rodéame con la luz de tu espíritu. ¡Qué voy a hacer si tú no me ayudas! Esta existencia que tú me has dado es muy compleja. Y temo que mi inteligencia no alcanza para entenderla. Tengo temor de perderme en un mar de oscuridad. En un mar de ignorancia, en un mar de suposiciones y de elucubraciones.

Sólo tú conoces la verdad. Tu Hijo es la verdad. Qué dolor me causa esta vida. Es una vida de contradicciones. Es una vida de altos y bajos. Es una vida llena más de oscuridad que de luz. Es una vida llena de preguntas sin respuestas. Esta tensión que causa la luz y las tinieblas en mí. ¡Cuánto deseo escapar de ella! ¡Cuánto deseo volar a las alturas de tu templo y morar allí para siempre! Altísimo Dios, eterno Dios, tú miras mi lucha diaria contra el mal, tú conoces la tensión a la me somete el mal y el bien. Cuando noto el mal en mí, me pregunto qué piensas tú de mí. Pues no puedo negar que el mal está en mí. El mal en mí es muy creativo. El trabaja sin cansancio para sacarme de mis carriles cristianos. Yo mismo produzco el mal en mí. Mi vida produce el mal en mí. Yo no lo puedo entender. Si estoy contra el mal, ¿por qué lo produzco? Yo produzco mi propia destrucción. Yo produzco el veneno que mata la vida en mí. Dime, Señor, cómo quieres tú que yo entienda esto. Y lo peor de todo es que yo no produzco el mal porque quiero. No, Señor, el mal está en mí. Él es parte de mi naturaleza. El mal y el bien están en mí. Esto no debería ser así. No sé como puedo destruir el mal en mí. El mal fluye de las profundidades de mi ser. Todo está lleno de oscuridad dentro de mí, y mi intuición no llega tan profundo como para ver la fuente del mal en mí. ¿Qué puedo hacer? Me siento impotente ante esta situación. Todo es tan oscuro y tan demoníaco. Me siento impotente ante esta existencia que se llama vida. Sé que soy un ser humano al cual su naturaleza le produce espanto. A pesar de todo, en medio de esta existencia tan paradójica, llevo dentro de mí una esperanza: Jesucristo es mi esperanza de que el mal no triunfará sobre mi vida. Al final de los tiempos el mal no se quedará con mi existencia, porque Cristo me compró con su sangre. Sólo me queda soportar mi vida hasta que llegue mi hora.

Yo soy sincero, Señor. Es así como vivo mi vida. Esta es mi vida, desnuda, sin ilusiones. Si le presto atención al mal que fluye de mi corazón (¡Oh que triste realidad!), el termina dirigiendo mis comportamientos. Y todos ellos me llevan a la destrucción. Si le presto atención al bien que produce mi corazón (sobre todo porque Dios se lo inspira) y me niego a seguir las oscuras intenciones de mi corazón, entonces toda mi existencia se llena de vida, de luz y de prosperidad. En cada segundo, en cada momento, por muy pequeño que él sea, me invita mi existencia a tomar una elección: el mal o el bien. Consciente o inconscientemente. Que yo pueda elegir entre el mal o el bien es la libertad que Cristo me ha otorgado. Y para que no me sienta sólo ante mis decisiones, el Santo de Israel me ha dado su Espíritu. Él me ayudará a tomar la decisión correcta que me lleva a la vida, que es Jesucristo.

Deseo tu compañía, Señor. Yo sé que tú me acompañas en esta vida llena de paradojas. Derrama sobre mí tu sabiduría que trae paz a mi ser interior. En Cristo, tu Hijo. Amén.

Ayúdame Dios

Libérate del Miedo y la Ira

Cada uno de nosotros tiene un nivel particular en el cual nuestras emociones nos desbordan e imploramos: “Dios, ayúdame”. Es posible que hayamos recibido perturbadores resultados de un examen médico o devastadoras noticias sobre un miembro de la familia. ¡Nuestras emociones son un desastre! No podemos identificar si estamos enojados, en pánico, asustados o temerosos del futuro… lo que si sabemos es que no podemos seguir adelante en nuestras propias fuerzas.

En ocasiones, estas emociones son demasiadas para que nosotros las manejemos y las volcamos en los demás. Cuando me diagnosticaron cáncer, tuve miedo de perder la vista y ventilé mi ira con quienes me cuidaban. ¿Alguna vez notaste que el miedo y la ira son hermanos? Palabras duras se intercambian entre las personas, por temor a la traición en sus relaciones. El miedo originado por un examen médico genera ira cuando se confirma el cáncer. Ni siquiera importa si la ira está claramente justificada…aun así, sigue fermentando.

El temor destructivo (preocupación, pánico y suspicacia) se genera por anticiparse a lo desconocido. A todos nos gusta estar en control de nuestras circunstancias. (¿No te pones aun más furioso cuando no tienes el control?) Pero cuando yo comparé mis mínimas capacidades humanas a las del omnisciente, omnipresente y todopoderoso Dios, cedí mi control. De repente, mis temores (e ira) diminuyeron (Salmos 131:1-2).

A Vivir una Vida que Valga la Pena

Cuando imploras: “Dios, ayúdame”, ¿crees que hay una vida más completa por delante? Una relación con un Padre Celestial dedicado y amoroso, cambia tu punto de vista del mundo, de una perspectiva temporal a una eterna (2 Corintios 4:17-18). La relación que desarrollas a través de tu aceptación del Hijo de Dios, Jesucristo, como tu Señor y Salvador te renueva, tanto mental como físicamente

No puedes cambiar el mundo a tu alrededor hasta que hayas cambiado el tuyo. Podemos elegir vivir en desobediencia a los planes de Dios —vivir en pecado— (Romanos 3:23). O podemos pedir perdón y agradecer a Jesucristo por sacrificar su vida como pago por nuestros pecados.

Esto incluye el que alguna vez estuviste muy lejos de Dios. Que fuiste su enemigo, separado de él debido a tus malos pensamientos y acciones, pero ahora él te ha traído de vuelta como su amigo. Ha hecho esto a través de la muerte de su cuerpo humano en la cruz. Como resultado, te ha traído ante la presencia de Dios y ahora estás santo y sin culpa para presentarte ante él sin ninguna falta (cf. Colosenses 1:21–22).

Al aceptar a Jesús como Señor de nuestras vidas, después de recibir el bautismo, nacemos de nuevo como miembros de la familia de Dios, con la garantía de la vida eterna en el cielo... para que nos salvemos, si hacemos lo que él dice; para que nos condenemos, si descuidamos y desobedecemos. “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16).

Cualquiera, pues, que oye estas mis palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Y todo el que oye estas mis palabras y no las hace, será comparado al hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó; y fue grande su ruina.” (Mateo 7:24-27)

Entre aquí para aprender mas acerca de lo que debe hacer para ser salvo

Ayúdame Dios – A Elegir Bien

Dios está ansioso por ayudarte (Romans 5:6-11). Él te ama mucho y no quiere que atravieses esta prueba solo.

Todo lo que necesitas es creer y ser bautizado. Haz una oración simple y sincera. “Padre Celestial, creo que tu hijo Jesucristo murió en la cruz por mi pecado y fue resucitado de la muerte. Confieso y pido perdón por mis pecados. Gracias por perdonarme y amarme. Ayúdame a vivir una nueva vida que te plazca, como una nueva creación en Cristo Jesús. Sostenme a través de esta circunstancia. Es más grande que yo y no puedo hacerlo sin ti. En el nombre de Jesús, amén”.

Si decidiste convertirte en un hijo de Dios el día de hoy, bienvenido a su familia. Él nunca te dejará. Hebreos 13:5 dice: “Porque Dios ha dicho: ‘Nunca te dejaré; jamás te abandonaré’”.

Dios te está capacitando

Muchas veces no nos explicamos porque tenemos que atravesar procesos tan difíciles en nuestras vidas y por esa causa muchos retroceden y abandonan el plan que Dios estableció para ellos. Tal vez te has sentido desanimado, desalentado y sin fuerzas a causa de las situaciones que has estado viviendo.

Déjame decirte que si aun no se ha manifestado aquello que has estado esperando de parte de Dios es porque Dios te esta capacitando, con el propósito de que cuando se haga real lo que tanto anhelas sepas manejarlo y que ello no te maneje a ti.

¿Muchos se preguntan Dios hasta cuándo? Pero la pregunta de parte de Dios es ¿Estás preparado? Muchos quieren que Dios los envíe a otras naciones pero no se han dispuesto a prepararse ministerialmente, muchos quieren carro sin antes aprender a manejar y mucho menos tener licencia; déjame decirte que quien prolonga el cumplimiento de las promesas de Dios no es El sino tú.

El propósito de Dios para Israel era llevarlos tres días de camino y así introducirlos en la famosa tierra prometida pero, a medio camino Dios sabía que aun no estaban capacitados para poseer lo que les había prometido y por esa causa fue aquellos pocos días se convirtieron en años.

“Y yo os he traído cuarenta años en el desierto; vuestros vestidos no se han envejecido sobre vosotros, ni vuestro calzado se ha envejecido sobre vuestro pie.” (Deuteronomio 29:5)

Si aun no has madurado es tiempo de empezar a hacerlo, si aun sigues con la misma estatura espiritual de hace cinco años atrás es tiempo de que empieces a crecer; cuanta gente hoy tendría que estar en un nivel distinto pero por la dureza de corazón y falta de comprensión se quedaron estancados en lo mismo de siempre. Dios para capacitarte te lleva al desierto, un lugar de necesidad, soledad y prueba, pero es el escenario que utiliza para mostrarte su poder a tu favor.

Información Espiritual que Debe Saber para Salvarse

Cuando ya Dios vio que su pueblo había adquirido cierta madurez, crecimiento y disciplina en cuanto a las cosas terrenales fue cuando los introdujo a la Tierra que tanto deseaban llegar. Tal vez tú has estado anhelando llegar y disfrutar de esa tierra donde las promesas de Dios se materialicen pero déjame decirte que si aun no estás capacitado Dios no ha de introducirte todavía.

Muchas personas prolongan y otros no llegan a ver lo que tanto anhelaban por motivos de que no entienden que Dios los atraviesa por muchos procesos con el propósito de capacitarlos para el cumplimiento de su Palabra.

La Mano de Dios está lista para contestar las peticiones de tu corazón pero la pregunta es: ¿Crees estar capacitado para llevar adelante un Ministerio? ¿Crees estar capacitado para llevar adelante una familia? ¿Crees estar capacitado para llevar adelante un negocio? ¿Crees estar capacitado para controlar la bendición de Dios y que ella no te controle a ti?

Muchas veces pedimos, nos frustramos y hasta renegamos por no recibir respuestas a nuestras oraciones, y por supuesto que Dios nos va a responder, pero eso sí, cuando estemos capacitados para recibirlo.

“Yo soy tu Dios, el que fue crucificado en la cruz, verdadero Dios y hombre en una persona, y el que está presente todos los días en las manos del sacerdote. Cuando me ofrezcas una oración, termínala siempre con el deseo de que se haga mi voluntad y no la tuya. Cuando rezas por alguien que ya está condenado no te escucho. A veces tampoco te oigo si deseas algo que pueda ir contra tu salvación. Es, por ello, necesario que sometas tu voluntad a la mía, porque como Yo sé todas las cosas, no te proveo de nada más que de lo que es beneficioso. Hay muchos que no rezan con la intención correcta y es por esto que no merecen ser atendidos. Hay tres tipos de personas que me sirven en este mundo.

“Los primeros son los que creen que soy Dios y el proveedor de todas las cosas, que tiene poder sobre todo. Estos me sirven con la intención de conseguir bienes y honores temporales, pero las cosas del Cielo no les importan y están hasta dispuestos a perderlas con tal de obtener bienes presentes. El éxito mundano se ajusta completamente a su medida, según sus deseos. Puesto que han perdido los bienes eternos, Yo les compenso con consuelos temporales por cualquier buen servicio que me hagan, pagándoles hasta el último cuadrante y hasta el último punto.

“Los segundos son los que creen que soy Dios omnipotente y Juez estricto, pero me sirven por miedo al castigo y no por amor a la gloria celestial. Si no me temieran no me servirían. Los terceros son los que creen que soy el Creador de todas las cosas y Dios verdadero y los que me creen justo y misericordioso. Estos no me sirven por miedo al castigo sino por divino amor y caridad. Preferirían soportar cualquier castigo, por duro que fuese, antes que provocar mi enfado. Éstos merecen verdaderamente ser escuchados cuando rezan, pues su voluntad coincide con mi voluntad. El primer tipo de sirvientes nunca saldrá del castigo ni llegará a ver mi rostro. El segundo, no será tan castigado, pero tampoco alcanzará a ver mi rostro, a menos que corrija su temor mediante la penitencia.” (Revelaciones Celestiales de Santa Brígida de Suecia - Libro 1, Capítulo 14)

Tus acontecimientos son encaminados por Dios

Deseo recordarte que tú eres una persona UNICA e IRREPETIBLE en toda la tierra. No existe otra persona como tu…!!!

No la hay. En todo el tiempo transcurrido en la historia de la humanidad, no ha existido alguien que sea idéntico a ti y no habrá jamás que pueda repetirse.

Entiende bien que tu eres un DISEÑO EXCLUSIVO para Dios, y te ha creado para cumplir en ti sus propósitos eternos en el ámbito terrenal, PERO enfocados hacia el Ámbito celestial. Los propósitos que Dios tiene para ti, no van destinados a finalizar en la tierra, sino que van más allá de las fronteras del universo físico.

Así que te invito hoy a que medites en 5 acciones de Dios a tu favor que te demuestran esa creación UNICA e IRREPETIBLE para cumplir en ti sus propósitos. Te las enumero a continuación, y posteriormente te ofrezco una breve explicación de cada una.

Veamos:

  1. Dios te ha dado la vida.

  2. Dios te ha sometido en un proceso formativo.

  3. Dios te conduce con sabiduría.

  4. Dios te sostiene con Poder.

  5. Dios te preserva para la eternidad.

1. Dios te ha dado la vida

Dios NO te ha creado para que vivas un CORTO LAPSO de tiempo en esta tierra y después desaparezcas. Eso no tiene sentido. Dios te ha creado con PROPOSITOS ETERNOS; por eso es que ha puesto en ti esa semilla de inmortalidad; por eso fue que se hizo hombre en la persona de Jesucristo, para darte la vida eterna; por eso es que te ha mostrado el único CAMINO que te conducirá hacia El.

JESUS LE DIJO: YO SOY EL CAMINO, Y LA VERDAD, Y LA VIDA; NADIE VIENE AL PADRE, SINO POR MI. Juan 14:6

Si tu vida está arraigada en Cristo, entonces no hay ninguna razón para temerle a la muerte, ni entristecerte ante ese PASO que un día NECESARIAMENTE Has de dar cuando llegues al final del camino terrenal.

PORQUE SABEMOS QUE SI NUESTRA MORADA TERRESTRE, ESTE TABERNACULO, SE DESHICIERE, TENEMOS DE DIOS UN EDIFICIO, UNA CASA NO HECHA DE MANOS, ETERNA, EN LOS CIELOS. 2 Corintios 5:1

Ese sentido de PERTENENCIA MUTUA que existe entre Dios y tú, hace que tu vida esta destinada hacia la eternidad.

2. Dios te ha sometido en un proceso formativo

No solamente has recibido la VIDA departe de Dios, sino que te está FORMANDO de acuerdo a su carácter. Dios ha diseñado para ti un PROCESO FORMATIVO y PERSONALIZADO a la vez, en el que aprendes a conocerle por medio de diversos métodos que en algunas ocasiones te pueden resultar incomprensibles para ti; Es por eso que te coloca en lugares extraños y en situaciones en apariencia contradictorias, para que aprendas muchas cosas que a nivel teórico jamás Aprenderías.

Así que no te extrañes del PROCESO FORMATIVO de Dios, porque él sabe perfectamente que método usara contigo en especial. El sabrá como emplear los procedimientos para perfeccionarte, afirmarte, fortalecerte y establecerte.

Mira lo que escribe el apóstol Pedro al respecto:

MAS EL DIOS DE TODA GRACIA, QUE NOS LLAMO A SU GLORIA ETERNA EN JESUCRISTO, DESPUES QUE HAYAIS PADECIDO UN POCO DE TIEMPO, EL MISMO OS PERFECCIONE, AFIRME, FORTALEZCA Y ESTABLEZCA. 1 Pedro 5:10.

No has de temer ante este proceso formativo, porque es necesario que así sea; y si para ello ha de emplear TODA TU VIDA TERRENA, pues bienvenido sea tal proceso, Pues al fin y al cabo la línea del tiempo presente es NADA si la comparas con la eternidad que te aguarda.

Escribe Pablo a los cristianos de Roma:

PUES TENGO QUE LAS AFLICCIONES DEL TIEMPO PRESENTE NO SON COMPARABLES CON LA GLORIA VENIDERA QUE EN NOSOTROS HA DE MANIFESTARSE. Romanos 8:18.

No olvides que el propósito de tu existencia es de connotaciones eternas, así que no temas por lo que Dios permita en tu vida con el fin de formarte.

3. Dios te conduce con sabiduria

Yo tengo un hijo pequeño; y cuando camino con el por la calle o un camino desconocido para él, lo que hago es tomar su mano con firmeza y conducirle por donde yo sé que no representa peligro para él. Y aunque en ocasiones el no comprenda porque razón lo conduzco donde a él no le agrada, yo se que lo hago para su beneficio.

He querido utilizar esta comparación, para mostrar que así también Dios nos ha tomado de su mano para CONDUCIRNOS con FIRMEZA y SEGURIDAD por los caminos Desérticos y peligrosos de nuestra peregrinación por el mundo. Es lógico que hay momentos que no entiendes nada, pues te lleva muchas veces por parajes donde no Te gusta; sin embargo es para tu beneficio, porque donde vayas, siempre estará la mano de Dios ABRIENDOTE caminos donde no los hay.

ASI DICE DIOS, EL QUE ABRE CAMINO EN EL MAR, Y SENDA EN LAS AGUAS IMPETUOSAS... OTRA VEZ ABRIRE CAMINO EN EL DESIERTO, Y RIOS EN LA SOLEDAD. Isaías 43:20

Recuerda que tu estadía y tu destino definitivo no pertenece a Este mundo. Eres un peregrino/a que está de paso en el mundo actual y cuyo destino definitivo es la CASA del PADRE.

4. Dios te sostiene con poder

Es obvio que a lo largo de tu transito por este mundo, te encuentras a diario con situaciones que te desaniman o te intimidan; situaciones en las que ya no puedes seguir avanzando porque el camino se te ha hecho en extremo árido o cuesta arriba; situaciones Tempestuosas en las que sientes que ya todo está perdido. Pero es justo en esos momentos cuando percibes que la mano invisible de Dios TE SOSTIENE para que no tropieces y te PROPORCIONA justo lo que estas necesitando. Ves como te da el agua en el desierto para que continúes la marcha.

Dios mismo te lo asegura:

PORQUE YO EL ETERNO SOY TU DIOS, QUIEN TE SOSTIENE DE TU MANO DERECHA, Y TE DICE: NO TEMAS, YO TE AYUDO. Isaías 41:13

Dios mismo está interesado en que tu no quedes a la deriva, por eso es que TE SOSTIENE firmemente con su mano en todas las aéreas de tu vida.

No tengas miedo de lo que te acontece, Dios mismo te ayudara en aquello que definitivamente ya no puedes hacer. El te dará todo aquello que te haga falta para Continuar en tu ardua peregrinación.

5. Dios te preserva para la eternidad

Ten la plena certeza que hasta momento que lees esta reflexión, Dios mismo es quién te ha venido PRESERVANDO de todo aquello que se interpone a sus propósitos eternos.

El apóstol Pablo testifico acerca de esto. Mira lo que expresa al respecto:

Y EL SEÑOR ME LIBRARA DE TODA OBRA MALA, Y ME PRESERVARA PARA SU REINO CELESTIAL. A EL SEA LA GLORIA POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMEN. 2 Timoteo 4:18

No olvides que Dios está interesado en PRESERVARTE para toda la eternidad, pues no en vano te ha otorgado el privilegio de EXISTIR.

Después de haber visto estas cinco acciones de Dios para contigo…

Entonces...!!!

Descubres que hasta la fecha de hoy, TODO te ha sido para tu bien.

No hay nada que Dios no haya permitido en tu vida aunque en constantes ocasiones te sientas en medio de un árido desierto insoportable, aunque todas las oportunidades que tu creías favorables según tu criterio, estén ahora consumidas por completo.

Entonces…!!!

Descubres que toda forma parte del propósito eterno que Dios tiene para ti; pero que para ello es necesario que transites antes por el árido y peligroso desierto de la vida presente.

Entonces…!!!

Descubres que antes de entrar a poseer tu herencia definitiva, es necesario que cumplas con la misión específica que te ha encomendado.

Mira a tu alrededor...

Tienes compañeros de peregrinación que van contigo; pero también encuentras personas que se han quedado estancadas a medio camino, otras que se han desviado de su objetivo y otras que han preferido retroceder.

Dios te ha encomendado a esas personas. No en vano ha iluminado tu mente para hacerte comprender verdades que estas personas no puede ver a simple vista; y a la vez animarles a que sigan adelante en la marcha hacia la verdadera Patria.

Es necesario que mientras estés en este mundo caduco, no pierdas esa COMPENETRACION MUTUA con Dios. No olvides que tu le perteneces a Dios; y a la vez Dios te pertenece a ti. Dios es tu PADRE; y tú eres su hijo/a, eres su heredero/a.

No dejes de mantener siempre esa RELACION constante con Dios. Búscale de noche y de día, para que no pierdas el sentido por el que has venido a esta tierra.

LA MANO DE NUESTRO DIOS ES PARA BIEN SOBRE TODOS LOS QUE LE BUSCAN; MAS SU PODER Y SU FUROR CONTRA TODOS LOS QUE LE ABANDONAN. Esdras 8:22

Señor te pido humildemente que encamines mi vida conforme a tu proposito. Si me he desviado a diestra o siniestra confio en que tu estas en control. Me entrego a ti completamente y sin reservas para que moldees mi vida conforme a tu plan divino. Dame lo necesario para seguir en tu camino con fe, confianza en ti, y amor a ti y al projimo en este proceso. Amen.

Caeran a tu lado mil y diez mila tu diestra, mas a ti no llegara

Estamos viviendo tiempos en donde la crisis, enfermedades, desintegración familiar y un sin número de cosas están alarmando a muchas personas, sin embargo la única forma de poder permanecer libre de temores, miedos e inseguridades es aferrándonos a Dios , a su palabra y a una vida de total dependencia en El.

CAERÁN A TU LADO MIL, Y DIEZ MIL A TU DIESTRA; MAS A TI NO LLEGARÁ. Salmos 91:7

El mal siempre se va a levantar y tal vez ha venido a ti de distintas direcciones, es mas se levanto del lugar que menos tu esperabas pero, a través de este mensaje te quiero decir que aunque el enemigo venga como rio a ti no llegara; puede que toque a personas a tu alrededor pero a ti no te hará mal alguno porque tu Defensa es el Dios TODOPODEROSO el cual vela por ti.

La crisis económica puede seguir el tiempo que le dé la gana pero déjame decirte que Caerá a tu lado y a ti no llegara; no porque eres inmortal, sino porque tienes dentro de ti aquel que te protege y te libra de la peste destructora, de las enfermedades, de la soledad, de la escases, de la depresión y de todo mal que este arrasando con la gente en este tiempo.

Cuantas personas hoy no pueden dormir porque están con temores y miedos a pesadillas, a que alguien les haga mal, o con miedo a enfrentarse a los retos de la vida y empiezan a imaginarse lo peor; pero que Bueno es que podamos reconocer que aunque el mal se levante y haga lo que haga a ti no llegara y no te tocara porque estas cubierto con la Mano del Altísimo Dios Eterno.

Imposible es que el enemigo no se levante contra ti y utilice a las personas que menos tú piensas para tratar de hacerte caer y retroceder ; pero hay una promesa Poderosa que Dios dejo establecida para todos aquellos que creemos y es que “Caerán a tu lado mil , y Diez mil a tu diestra ; Mas a ti no llegara”, no solo ha de venir el mal una vez sino hasta mil y por otra parte hasta diez mil ; pero lo asombroso de ello es que no vas a ser derribado , no vas a ser confundido , no vas a ser avergonzado , no vas a morir sino que vivirás para contar las maravillas del Dios Omnipotente el cual te libra de la mano del maligno ; muchos son derribados por los embates del enemigo por salirse de la cobertura Celestial ; pero si logras someterte a lo que Dios dice eres uno de los cuales cuando el enemigo se levante y venga en dirección hacia ti tratara de golpearte , de herirte , de lastimarte y de destruirte pero NO PODRA , porque caerá a tu lado pero a ti no llegara sino que será avergonzado como siempre Dios deja a sus enemigos.

Si quizás el mal ha tocado a tu vida de una u otra forma es el tiempo de que busques en que área le abriste la puerta a las tinieblas y te saliste de la cobertura de Dios permitiendo de esa manera que el mal te tocara; pero este es el tiempo de volver a colocarte bajo la SOMBRA DEL OMNIPOTENTE, y te cubras con su palabra para que cuando el mal nuevamente se levante no te encuentre desapercibido y mucho menos expuesto a lo que el enemigo intenta hacer en contra tuya.

Qué tal si oramos juntos a nuestro Dios. Padre nuestro que estás en los cielos en este momento me rindo a ti y te pido perdón si me he salido de tu cobertura dándole lugar al enemigo de modo que el mal se infiltro dentro de mí, me vuelvo a ti y te pido que me cubras con la diestra de tu justicia , gracias te doy porque de aquí en adelante “CAERAN A MI LADO MIL Y DIEZ MIL A MI DIESTRA ; MAS A MI NO LLEGARA” en el Nombre Poderoso de Jesús, Amén.

Quiero, pero no puedo

Hay en nuestra vida muchas cosas que nos gustaría cambiar. Algunos de nosotros quisiéramos ser mas fuertes frente a alguna tentación, otros quisieran tener más paciencia para esperar en el Señor, otros desean que su dominio propio sea más fuerte, quizá más de alguna tiene el anhelo o por lo menos la buena intención de hacer algo para agradar a Dios.

¿Cuantos se identifican conmigo en que muchas veces hemos querido dejar de hacer algo para agradar a Dios y hemos fallado en el intento?, ó ¿Quizá nos propusimos hacer algo en especifico para el Señor y no logramos cumplir nuestro objetivo?

Estoy seguro que todos hemos pasado momentos como esos, momentos en los cuales nos sentimos frustrados quizá por no haber cumplido una promesa que le hicimos a Dios, momentos en los cuales nos hemos sentidos indignos de Él, porque no estamos haciendo el bien, momentos en los cuales hemos hasta pensando en colgar los guantes, porque fallamos una y otra vez, momentos de esos en donde a pesar que no lo digamos o pronunciemos nuestra mente sabe que QUEREMOS PERO NO PODEMOS.

En mi vida he pasado por muchos momentos de esos, en los cuales he querido dejar de hacer algo que se que a Dios no le agrada y he fallado, momentos en los cuales me he sentido indigno de servirle porque a lo mejor hay millones mejores que yo para eso que me ha encomendado, episodios en donde por más que he intentado algo, he fallado en el intento y en donde la vergüenza que me ha inundado es tan enorme que me quiere hacer creer que ni siquiera soy digno de llegar y pedirle perdón al Señor.

Pero en medio de todo esos momentos, siempre me ha mostrado que no me escogió por lo perfecto que soy o lo bueno que he sido, sino que por su Misericordia y Gracia.

Y es que Dios sabe que la intención de querer hacer las cosas bien esta en nuestro corazón, pero nuestra naturaleza pecaminosa que va en contra de lo que a Dios le agrada muchas veces no nos deja hacer lo que en nuestro corazón quisiéramos llevar a cabo.

Es por esa razón, que el Señor a través de su palabra nos dice: “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filipenses 2:13)

En pocas palabras no te rindas de tu intención de querer agradar a Dios, que el tropiezo no te lleve a le perdición, sino que solo sea el inicio de una revancha la cual con la ayuda del Señor saldrás victorioso.

Posiblemente, hoy te encuentres en un momento de esos en donde estas a punto de tirar todo por la borda, en donde reconoces que QUIERES, PERO NO PUEDES, que lo has intentado una y otra vez y siempre fallas o cometes un error, mas sin embargo este día Dios te quiere recordar que El pondrá en ti el querer como también el hacer, por lo tanto no te rindas.

No es momento de rendirnos frente a los obstáculos que el enemigo y nuestra misma naturaleza pecaminosa nos ponen, al contrario es momento de darnos cuenta que cada día necesitamos más del Señor y que fuera de Él no podemos hacer nada, pero que con El somos más que vencedores.

Si por cada vez que me he sentido mal conmigo mismo por no poder hacer o cumplir lo que me gustaría cumplir, hubiera tirado todo a la borda, entonces hoy no estarías leyéndome, hoy no estuviera escribiendo estas líneas que nadie me las conto, sino que yo mismo las he vivido, por tal razón te animo a que no te desanimes, a que no te des por vencido, ¡Vamos! Dios no ha terminado contigo, serás mejor de lo que un día te imaginaste que serias.

Es momento de pararnos firmes e intentarlo de nuevo, pero esta vez poniendo a Dios en el lugar que se merece en nuestras vidas, en ese LUGAR DE PRIVILEGIO con el que lo hacemos Rey y Señor de nuestra vida, para que gobierne y nos dirija por el camino perfecto.

Hoy Dios quiere decirte que NO TE RINDAS y QUE LO INTENTES NUEVAMENTE, quizá en el camino fallaras, quizá habrá algo que querrá impedir que avances, pero LEVÁNTATE Y VUELVE A AVANZAR, no te quedes derrotado, INTENTALO CUANTAS VECES SEA NECESARIO, estoy seguro que solo de esa forma PODREMOS VENCER.

¿Quieres pero no puedes?, Entonces ríndete hoy al Señor

¡Levántate y Avanza nuevamente.

Sacudete el Polvo y Levantate

Hace un tiempo visitaba una iglesia en la cual vi una escena que toco mi corazón y era una bebe que tenia cerca de diez meses la cual estaba caminando pero, de repente se callo y comenzó a llorar y a llorar , al pasar el tiempo levanto su mirada hacia su padre y ya la mano de el estaba extendida para levantarla, fue allí donde se aferro de el y se levanto.

Cuantas veces intentaste hacer cosas, te propusiste no caer mas en lo mismo , no ser esclavo de lo mismo que antes eras esclavo pero, quizás nuevamente has caído en lo mismo que antes ; dejame decirte que es tiempo de que te sacudas del polvo y te levantes.

No es tiempo de estar lamentándose y mucho menos llorando por aquella caída que tuviste , lo tremendo cuando una persona cae no es el haber caído , sino mas bien levantarse para no volver a caer en lo mismo. Isaías 52:2 "Sacúdete del polvo; levántate y siéntate, Jerusalén; suelta las ataduras de tu cuello, cautiva hija de Sion."

Esta es la hora de que sueltes aquellas ataduras que durante mucho tiempo te han tenido preso , Israel salió de Egipto pero durante todo el caminar por el desierto estaba atado a Egipto , su corazón estaba atado a su vieja vida, a las viejas experiencias ; no se en que sentido hallas caído , pero si se decirte que si hoy tienes vida y estas leyendo este mensaje es porque Dios quiere decirte que es tiempo de que te sacudas del polvo y te levantes; no todo esta terminado es mas el comienzo de una gran victoria normalmente es un fracaso ; asi que no puedes quedarte el resto de tu vida llorando por aquello que no lograste, llorando por aquello que intentaste pero no lo alcanzaste.

Dejame decirte que los fracasos y caídas de tu pasado únicamente Dios los permite para que te hagas mas fuerte y asi poseas la capacidad de soportar la honra que el trae para tu vida; quizás tomaste malas decisiones en la vida y caíste en adulterio, caíste en fraude , en malicia , en lujuria , en robo, en infidelidad pero esto no marca tu futuro ; tu futuro lo determinas tu con las acciones de tu presente ; por eso sacúdete del polvo y levantate , no te quedes postrado , no permitas que el tiempo se pase y simplemente sigas contándole a los demás la causa y razón por la cual estas donde estas.

Dios le envio este mensaje a su pueblo , porque estaban cautivos de aquella caída , en otras palabras Dios les decía lo que paso pasado es, entra en el nuevo nivel al cual te quiero meter. Sacudirse del polvo quiere decir que aunque en el pasado lo intentaste y no lo lograste , en el futuro si lo lograrás , que aunque las cosas no salieron bien en el pasado en el presente si pueden salir bien si te sacudes del polvo y te levantas en el nombre de Jesús. Si hasta este momento habías estado caído y empapado del polvo de esas caídas , te invito a que te levantes de donde estas y te sacudas de ese polvo. A Dios no le interesa lo mas bajo que hayas podido caer , a el le importa que te sacudas del polvo y te levantes.

Si necesitas fuerzas para levantarte que tal si oras con nosotros. Padre nuestro que estas en los cielos en este momento me rindo a ti , me sacudo del polvo y me levanto en el nombre de Jesus , suelto todo aquello que me ha estado atando y declara que la sangre de Jesús me limpia de todo polvo en el nombre poderoso de Jesús Amén.

Sigue Luchando, No te rindas

Sé que hoy te has vuelto a preguntar cuándo será el momento en que sientas que la felicidad llega a tu vida. Porque hace ya muchos días que no sonríes de gozo, sino que más bien sonríes, esperando que algo bueno pase en tu vida. Es esa sonrisa que a veces dan las personas cuando lo que quisieran es llorar, pero aún cuando quisiera llorar, sonríen esperando que un milagro acontezca y cambie todo.

Las lágrimas recorren tus mejillas, no puedes casi respirar porque sientes un dolor tan grande en tu corazón que no lo puedes ni explicar. Jamás pensaste, ni en tu pesadilla más vivida, que ibas a tener que atravesar todo este túnel oscuro. Y el desierto ha sido agobiante y extenuante. Todos los que dijeron que estarían contigo se fueron, te dejaron solo, te abandonaron dejándote naufragar en un mar del que sientes que no podrás escapar o sobreponerte.

Pero cuando ellos se han ido, yo he permanecido. He sido todo lo que has tenido cuando lo demás han faltado. Y he estado ahí no por obligación, sino porque mi amor por ti es tan inmenso que no alcanzas a imaginarlo ni paparlo. Yo te he sostenido con las cuerdas de mi misericordia.

Hoy quisiera recordarte de manera sencilla, que aunque parezca que todo va en tu contra, yo sigo teniendo el control. Pueden azotar los vientos y la barca puede tambalear, pero yo te tengo asido entre mis brazos. Tú estás escondido y protegido muy dentro de mi corazón. Los dardos podrán herirte, pero no has de morir en esta batalla, porque yo soy el que te va a dar la victoria.

Quiero que descanses, que te sientas seguro, que dejes de pensar en todo lo que te ahora mismo te está agobiando y recibas todo ese amor que tengo para darte porque tú eres de mi propiedad. Eres tan mío, tan amado, tan especial y yo quiero que estés receptivo no a los problemas ni a las circunstancias, sino a todo lo real que puedo darte. Porque mi Espíritu quiere derramarse en tu vida e inundarte de esas cosas que solo mi presencia puede darte.

Quiero que entiendas que tus lágrimas me importan, que tu silencio me conmueve y que comprendo tu soledad porque yo mismo la experimente horas antes de dar mi vida en la cruz por ti. No pienses que soy ese Dios castigador, que quiere agobiarte o hacerte sentir inferior. No es esa mi esencia ni mi intención. Yo quiero bendecirte, pero hay cosas en las que debes esperar aún por un tiempo. Hay lecciones que todavía deberás aprender. Porque cada batalla hace que tus destrezas de soldado se agilicen y se perfeccionen más.

Hay consecuencias que las traen el pecado o las decisiones que muchas veces las personas toman separadas de mí. Y en la vida hay una ley de siembra y cosecha. Pero yo no vengo a dictar tu sentencia, yo vengo a soplar sobre tu espíritu vida para que tus huesos se renueven, para que tu alma reciba ese toque.

Aunque sé que no es mucho lo que puedas entender en estos duros momentos que enfrentas, quiero que tengas la certeza de que independientemente si sientes o no mi presencia, sigo estando ahí, justo a tu lado. Come mis palabras porque ellas te sustentarán y darán aliento cuando sientas que ya no puedes más. No dejes nunca de comunicarte conmigo, porque solo en mi presencia lograrás salir airoso de esta tormenta. Llénate de mí porque yo habito en ti.

Tu momento llegará y entonces sí que sonreirás. Tu corazón brincará por la emoción y tu alma entonará nueva canción. El llanto será cambiado en alegría.

Información de la Biblia y Jesús que Debe Saber para Salvarse

www.todosjesus.info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!